Vanessa & Europa

Su historia comenzó mucho tiempo antes de conocerse. En octubre del 2010 una joven llamada Vanessa se encontraba rondando en una red social, fue entonces donde se topó con ella: una mujer hermosa, de mirada penetrante. Sin duda alguna no se conocían, no tenían amigos en común, nada. Pero Vanessa sabía que algo en ella la llamaba. Cautivada, agregó a su vida a Europa; esperanzada de que en algún momento de sus vidas lograran encontrarse cara a cara. Europa sorpresivamente no dudó en abrirle las puertas a Vanessa, aún sabiendo la diferencia de edad y de ciudad.
Poco a poco fueron aventurándose en la vida de la otra. No había día en que alguna no se pusiera al tanto una de la otra.  Así pasaron cinco años. ¡Cinco años de espera por conocer a la que parecía ser la mujer indicada! Una noche agridulce para ambas, Vanessa mandó un mensaje a Europa diciéndole que por fin viajaría a su ciudad para verle. Ninguna había pasado un buen día (ni muy buenos años) pero esa conversación y esa esperanza de verse, les dio una pequeña luz que les hizo sonreír de nuevo. Y así Vanessa emprendió el viaje para llegar a la mujer de la que ya sabía se había enamorado aun a la distancia. ¡Por fin! Fueron las primeras palabras que cruzaron, acompañadas de un cálido, afectuoso y prolongado abrazo. Ambas se cautivaron una por la otra de inmediato, era como si todo  dentro de ellas soltara todo a lo que estaban aferradas, ya no existía más, se habían convertido en una sola. Yo me voy a casar con esa mujer algún día. Pensaron. Ninguna sabía lo que les deparaba el futuro, pero enfocándose en lo que podrían llegar a ser. Ya no pudieron dejarse ir. 217.4km las separan casi todos los días. Ninguna creía en las relaciones a distancia, pero creían firmemente en ellas y en el amor que cada día se iba acrecentando. Aún es un misterio el por qué las cosas se darían así, casi de la nada. Pero todos los días se demuestran que es posible amarse así. Procuran visitarse lo más posible. Vanessa ve a Europa y Europa ve a Vanessa como la mujer que se convirtió en esa luz que ya se había apagado en sus vidas y que llegaron a despertarse para empezar una vida juntas.