Campañas publicitarias incluyentes

¿Recuerdan los doritos arcoíris?

 

Fue uno de los productos más cotizados en el mercado, bueno en el súper mercado, por un par de meses, si bien Doritos no es la primera marca que utiliza la bandera del orgullo para promocionar sus productos nos pareció el pretexto perfecto para compartirles algunos ejemplos de campañas incluyentes que hagan referencia, estén dirigidas o dedicadas a la comunidad LGBTTTI.

 

The Proud Whopper.

Un BK de San francisco empaquetó su famoso producto en dentro de un envoltorio arcoíris en el que se leía “Proud Whopper” por fuera y “por dentro todos somos iguales” por dentro,  un cortometraje fue grabado con las reacciones de la gente y el resultado fue muy conmovedor.

Android and proud.

La marca lanzó un corto pero divertido video animado mostrando a personajes de la cultura pop que pertenezcan o apoyen de manera pública a la comunidad, la publicidad mostraba el nombre de ellos y el mensaje “And Proud”.

 

“Warm up the conversations”

McDonalds muestra en este emotivo comercial Taiwanés a un joven “saliendo del closet” ante su padre y su reacción es simplemente perfecta.

 

Renault

Un joven sale con sus amigos de fiesta y encuentra a su papá en drag en la puerta del antro, y le grita desde el auto “papá, puedes hacernos pasar”, es uno de los comerciales más divertidos que hay en internet.

Lucky charms participó en un desfile del orgullo gay en Estados Unidos

 

Marcas como Taco Bell, Tide, Heinz muestran en algunos de sus comerciales a parejas gay de una manera bastante casual en comerciales bastante divertidos.

La publicidad del orgullo no es solo acerca de aceptar a la comunidad, también es una oportunidad que tienen las marcas de tomar partido y demostrar las visiones que tienen al respecto, aunque esto pueda costarles un poco de publicidad negativa con clientes conservadores, de derecha, miembros del patriarcado machista opresor, etc. y además lo ideal sería que no sea noticia el ver algún tema similar en publicidad, pero que las marcas se den cuenta que la comunidad existe, que consume y que merece respeto es un inicio que debemos al menos tener en cuenta.

 

Muy bien por aquellas marcas que están corriendo riesgos y siendo incluyentes en el día a día.